@ahorachacon

enero 26th, 2012

ahorachacon.jpg

 

Queda una semana para que comience el 38º Congreso Federal del PSOE en Sevilla, y ya va siendo hora de que cada uno se retrate, que es un ejercicio tan necesario como democrático. Vaya por delante mi opinión, ya manifestada de manera interna, de que este congreso llega o bien demasiado tarde o bien demasiado pronto.

Llega tarde porque en mayo de 2010 nuestro presidente y secretario general perdió la oportunidad de disolver las Cortes y convocar elecciones anticipadas antes de realizar unos recortes propios de la derecha y plegándonos a las presiones de los mercados. Como bien se ha visto, esos recortes pasaron factura por no ser comprendidos por millones de votantes socialistas. Sigo pensando que nuestro candidato en unas elecciones anticipadas debería haber sido el propio Zapatero y, conocidos los resultados del 20-N, no creo que hubiesen sido muy diferentes a los conseguidos por Rubalcaba. Además, posiblemente los resultados de mayo en las municipales y autonómicas no hubiesen supuesto un voto de castigo adelantado al gobierno central por su gestión de la crisis y muchos alcaldes y presidentes lo seguirían siendo ahora. Si la derrota en las generales estaba descontada, nos hubiésemos ahorrado la “bicefalia” y la urgencia de tener que elegir al menos malo de los candidatos en ese momento, Rubalcaba. Si se hubiesen adelantado las elecciones también se habrían perdido, pero se habría hecho un congreso en otras condiciones, en la oposición como ahora, pero con más dignidad y menos necesidad de autocrítica en las ponencias-marco.

Llega muy pronto tras las elecciones del 20-N y sus resultados, ya demasiado analizados para volver a ellos. Nos hemos metido en un proceso congresual con una mayoría absoluta del PP y parece que en lugar de elegir Secretari@ General estamos decidiendo quien va a ser el líder de la oposición, y los candidatos, arreados por los medios, van a remolque de la actualidad y tienen que responder al gobierno de Rajoy en lugar de mostrar su ideario y su modelo de partido, que es lo que realmente piden las bases y los simpatizantes, en definitiva, nuestros votantes. Y cuando lo hacen esos medios mayoritariamente poco afines lo diluyen, lo ocultan o únicamente resaltan la autocrítica y las contradicciones de nuestra labor de gobierno con el mensaje pretendidamente renovado de ambos candidatos. Menos mal que nos quedan las redes sociales, pero no todo el mundo tiene acceso a ellas. Porque ahí sí que ha habido un debate enriquecedor como hacía mucho tiempo que no teníamos.

Algo ha quedado claro desde que se convocó el congreso. Será el último con estos estatutos y esta forma de elegir a las ejecutivas y sus secretari@s generales. La militancia quiere participar activamente y elegir directamente a sus dirigentes. En el caso de que la elección hubiese estado abierta a los militantes en este congreso yo habría optado por la compañera Carme Chacón. Ya está, ya lo he dicho, no es tan grave.

El compañero Rubalcaba tiene todo mi respeto y admiración. Ha realizado una campaña formidable en las peores circunstancias posibles. Hemos obtenido los peores resultados del PSOE en una generales. Culpa de todos, mía también, por nuestro derrotismo y por nuestro “seguidismo”. Pero las urnas le han colocado a él y a su equipo en una posición que seguramente no les corresponde, pero que para nuestro electorado y nuestras bases fue evidente: Rubalcaba suponía la continuidad de un gobierno agotado y desacreditado y de un modelo de partido desideologizado que ya no puede seguir el mismo rumbo. Y además muchos compañer@s no comprendieron su proceso de designación como candidato con plenos poderes, las maniobras para propiciar la renuncia de Chacón y la aclamación en un Comité Federal sin una sola discusión previa en las federaciones y provincias, cuando la demanda por la militancia de una renovación en los comportamientos internos ya estaba ahí desde el fracaso electoral de las municipales y autonómicas. Algunos fracasos tienen su origen en esas formas y no en la crisis, ese “mantra” que nos ha servido de excusa para casi todo.

A falta de una tercera vía todavía desconocida que quizás me convenciese más, apoyo a Carme Chacón principalmente porque quiere cambiar las formas y propiciar la democratización de los procesos internos de elección de las ejecutivas y de los candidatos. Esa es la principal diferencia que yo le veo con la otra candidatura, cuyo equipo ha manifestado ciertas dudas al respecto.

A mayores, Carme es mujer, joven, catalana y con experiencia de gobierno, ¿qué mayor mensaje de renovación para nuestra bases y nuestros votantes? Entre su equipo y sus apoyos cuenta con compañer@s a los que estimo personalmente, como Cristina Narbona, que seguro que será un referente a la hora de definir nuestra política ambiental, por fin reconocida como un eje de nuestro mensaje en la ponencia-marco. También cuenta con el apoyo de Francisco Caamaño, al que considero la única esperanza viable para recomponer nuestro partido en Galicia. Se le echará en cara por algunos que fue tan responsable de las políticas del gobierno Zapatero como Rubalcaba, pero el que esté libre de pecado por acción u omisión que tire la primera piedra.

Además, Carme encabezó la lista por Barcelona, la única junto con la de Sevilla que fue mayoritariamente votada por el electorado. Parece que no queremos enterarnos de que el apoyo popular de las urnas es el mayor respaldo con el que puede tener un candidato. ¿Cuándo nos vamos a dar cuenta de eso en Castilla-La Mancha y en Guadalajara?

Yo no soy delegado al congreso de Sevilla, no puedo votar, pero ya he dicho que es necesario retratarse y a algun@s compañer@s les interesa mi opinión, ellos sabrán por qué. También dije en otra ocasión que me gustaría tenerla también respecto a l@s candidat@s a los congresos regional y provincial, a los que sí espero asistir, pero a estas alturas no los conozco y ya va siendo preocupante esto de nadar y guardar la ropa hasta saber que pasa en Sevilla. 

Disculpen las molestias. Volvemos dentro de cuatro años.

septiembre 26th, 2011

psoe-7760471.jpeg 

Algunos hemos entendido que nuestra militancia después de muchos años ha de limitarse a ser como un poste en una encrucijada, indicando las diferentes direcciones que se pueden tomar, pero permaneciendo estático en tu lugar, sin más aspiración que cumplir con la función de orientar a quienes recorren el camino. Eso no quita para que algunas veces pienses que te gustaría estar en otro camino, en otras encrucijadas. 

Es probable que mi candidato se equivocara en los tiempos y también en las formas. Quiero creer que sabrá reflexionar sobre todo ello aprendiendo de su primera derrota política. Probablemente yo tenga algo de culpa por no haber sabido aconsejarle mejor cuando me pidió opinión, cuando decidió echarse a andar. 

Es posible que mi candidato tenga que compartir la responsabilidad de los malos resultados electorales de la provincia, pero también puede sentirse responsable de la mayoría absoluta que se consiguió en Marchamalo. 

Es seguro que la imagen que dimos ayer como Partido no fue la mejor, pero fue democrática en sus formas, aunque me quedan muchas dudas sobre el fondo. 

Porque lo que resulta evidente es que la alternativa que se intuía  -ex secretario general, ex alcalde, ex presidente de diputación, ¿ex diputado?- sí que ha consumido su tiempo y se olvida de sus formas, cuando su dedo ponía y quitaba, cuando no daba explicaciones a la ejecutiva de sus hechos consumados, cuando reclamaba la lealtad debida a la dirección votada en los congresos, en los que quienes manifestaban su desacuerdo eran objeto de pública reprimenda y exclusión interna. Sorprendentemente algunos de ellos le hicieron de escudero ayer.  

Porque también es seguro que quienes quisieron hacer de la votación de ayer un castigo a la dirección provincial son los que más tendrían que hacérselo ver en sus agrupaciones locales, que algo de responsabilidad tendrán en sus malos resultados en las últimas elecciones municipales. 

Me sorprende la actitud de algunos de los más jóvenes, aunque comprendo su ansia de ser protagonistas ya, de hacer escuchar su voz. Yo entendía la militancia en las Juventudes Socialistas como un proceso de aprendizaje de la política y una proyección para el futuro. Tarde o temprano tendrán que ser ellos los que recompongan este partido, con otras formas, pero no las de ayer. Los dos cabezas de listas propuestos provienen de ahí, parecen olvidarlo. 

En el proceso que llevó al Comité de ayer ocurrieron dos cosas que deberían valorarse de forma objetiva. Por primera vez una Secretaría General no utiliza su poder orgánico para asegurarse un puesto en Madrid. Por primera vez también los que han querido ser candidatos han tenido que batirse el cobre en las agrupaciones para conseguir sus avales y nominaciones, los impresos no llegaron rellenados desde la Ejecutiva ¿o nos olvidamos de cómo se hizo esto hace cuatro años? Los que olvidan su pasado están ciegos y lo que es peor, contagian su ceguera a otros. 

Sigo reclamando una reforma de los mecanismos internos de confección de candidaturas, de abajo a arriba y con listas abiertas. Será la única manera de volver a ganar la confianza de nuestras bases, de nuestros votantes y simpatizantes. También nos evitaríamos espectáculos como el de ayer.

Ahora será la CEF la que habrá de tomar una decisión respecto a nuestras candidaturas al Congreso y al Senado. Deberán explicarnos su elección, que será la que como militante defienda y vote el 20 de noviembre. Pero los que nos han llevado a estas circunstancias deberán explicárselo a nuestros votantes, a mí el primero. Me temo que si no hay mucha didáctica, podemos quedarnos incluso sin representación según quien pretenda encabezar de nuevo nuestra candidatura al Congreso. Casi prefiero que nos manden a un paracaidista o a un cunero. ¿Se aceptan propuestas?

Es lógico

mayo 11th, 2011

para-que-gane-marchamalo.jpg 

Es lógico, no es ningún secreto, yo voy a votar al PSOE en Marchamalo y en Castilla-La Mancha. Yo votaré a Rafa y al presidente Barreda, y tengo que pediros que vosotros también lo hagáis. ¿Por qué? Porque son la mejor opción, porque son las mejores candidaturas, porque son los mejores programas y en el fondo, porque son mejores personas.

Y también somos mejores porque somos capaces de reconocer que hemos cometido errores en estos cuatro años. Seguro que habría cosas mejorables y algunas que no tendríamos que haberlas hecho como las hicimos. Forma parte de la responsabilidad de gobernar el tener que decidir, a veces sin opciones, a veces con prisas y siempre con presiones. Pero siempre hemos actuado de buena fe, procurando el bien común. En algunos casos como en nuestro municipio la gestión ha tenido resultados positivos. Hemos sabido capear lo peor de la crisis y dedicaremos todos nuestros empeños los próximos cuatro años a unir los esfuerzos de todas las administraciones para disminuir el número de desempleados, nuestra principal preocupación. Hay más propuestas en nuestro programa, pero no más importantes.

Nuestros adversarios, buscando el beneficio electoral del desgaste, han remado en contra de la mayoría de las iniciativas que propusimos para hacer frente a una situación que nosotros no creamos, pero que hemos tenido que afrontar allí donde gobernamos.

Esta crisis tuvo su origen en las legislaciones liberalizadoras del suelo que crearon la famosa “burbuja” de la que Marchamalo tampoco se libró. Y ahora nos quieren hacer olvidar su parte de responsabilidad. Pero la tienen… hay que recordar que el PP ya gobierna sobre casi la mitad de la población española en autonomías y ayuntamientos y gestiona sus consejerías de economía, empleo, educación, sanidad, asistencia… que también están endeudados y que también recortan, incluso en los servicios más básicos.

Y es que este PP de ahora ha creado un modelo de actuación que me preocupa, y que no quiero para mi tierra. Cospedal y sus acólitos ya han dado muestras de esa forma de actuar, criticando hipócritamente las medidas que saben que tendrían que aplicar si fuesen ellos los que gobernasen.

Me indigna  la impunidad que demuestran en sus mentiras una y mil veces repetidas que van calando como lluvia fina, por eso continúan mintiendo. Me molestan su arrogancia al pasearse por los juzgados y sus insultos a la inteligencia en las tertulias de la TDT-Party. Me preocupa la falta de profundidad de sus propuestas, que se quedan en frases vacías pero impactantes, en las que hay muchos qués pero pocos cómos. Me repugna su uso inmoral de las instituciones del Estado o de las víctimas o de las creencias religiosas, a las que denigran en unos casos o intentan manipular o apropiarse en otros si es necesario para sus fines. Me sorprende el maquillaje que usan, que les permite decir blanco o negro según donde estén y cuál sea su público sin cambiar de expresión. Me entristece que hayan hecho de esta forma de actuar algo habitual consiguiendo que la gente lo vea con aparente normalidad o con un rechazo general hacia la clase política.

Pero no da igual, no somos iguales.

No os aburriré detallando nuestro programa, lo encontrareis en el interior de nuestro boletín. Nuestro compromiso es intentar seguir mejorando nuestro municipio y la calidad de vida de sus vecinos, como hemos hecho hasta ahora.

Me asusta que puedan ganar otros. Me preocupa que haya quien se rinda ante esa posibilidad y el domingo 22 se quede en casa. Yo tengo muy claro que voy a ir a votar y a quien voy a votar. Pero también estoy seguro de a quien no lo haría nunca, y mucho menos en Marchamalo o en Castilla-La Mancha.

Una apuesta segura

abril 1st, 2011

marchamalo-aerea.JPG

Yo no era de Marchamalo. Tampoco era de Guadalajara, ni siquiera castellanomanchego. Llegué a Marchamalo, como muchos otros, porque los precios de la vivienda en un pueblo eran más asequibles que los de la capital donde trabajaba. Lo que fue fruto del azar y de la necesidad se convirtió en una de las mejores decisiones de mi vida, porque aquí he formado mi familia. Aquí han nacido mis hijos.

Aquí va el mayor al colegio nuevo y el pequeño a la nueva guardería. Y están aprendiendo a nadar en una piscina climatizada en un polideportivo nuevo y los jueves asisten al club de lectura en el Ateneo Arriaca. Todo ello a un tiro de piedra de mi casa. Y cuando mi familia gallega o mis amigos del Corredor y de Madrid vienen de visita les enseño estas instalaciones con orgullo y noto una cierta envidia por todo lo que podemos disfrutar a pesar de ser un municipio que apenas sobrepasa los 6000 habitantes. Y comentan entonces la suerte que he tenido.

¿Suerte? Quizás mi llegada hace once años sí fuese cuestión del azar, pero todo lo demás no. La suerte muchas veces hay que buscarla, hay que trabajársela. Hay que desvelarse muchas noches para cuadrar las cuentas del ayuntamiento como Susana; hay que ser muy testarudo como Manolo para sacar adelante un polideportivo a pesar de la que estaba cayendo con la crisis; hay que estar a pie de obra como Cele a las ocho de la mañana; hay que ser tenaz como Rafa para enfrentarse insistentemente y con vehemencia a muchos amigos de Guadalajara o de Toledo y conseguir que la Junta se implique en la financiación de los proyectos para el beneficio de todos los vecinos

 Disfrutamos del colegio, de la guardería, del polideportivo, del centro joven y del centro de día, del ferial y del Ateneo por su buen hacer y por su trabajo estos cuatro años, junto a Carmen y Conchi en el ayuntamiento y una agrupación socialista en la os invitamos a participar. Hoy ya soy de Marchamalo, y por eso les acompañaré orgulloso en la candidatura del PSOE para las elecciones municipales.

Y claro que se han quedado cosas en el debe. Nadie, el PP tampoco, podía imaginar hace cuatro años, cuando Marchamalo crecía a buen ritmo, las dimensiones de la crisis que nos afectó a todos, en lo privado y en lo público. Lo sabemos, no podemos negar lo evidente. Por eso tampoco pretendemos hacer grandes promesas para los próximos años. La seriedad y el rigor que hemos demostrado estos dos últimos años capeando la crisis con inteligencia y responsabilidad, sin endeudar al ayuntamiento y manteniendo la calidad de sus servicios es nuestra mejor tarjeta de presentación para la próxima legislatura municipal. Tan difícil o tan sencillo como eso, tal como hemos hecho hasta ahora.

La prioridad de todas las administraciones debe de ser la lucha contra el desempleo. Desde el ayuntamiento debemos trabajar para que Marchamalo resulte atractivo a la inversión privada y a la creación de empleo en sus polígonos, facilitando cualquier iniciativa emprendedora.

Hay quienes piensan que la solución liberal para la crisis es reducir el tamaño del sector público, es decir, despedir personal para ahorrar gastos. Es lo que Cospedal tiene ideado para Castilla-La Mancha, a costa de la calidad de los servicios educativos, asistenciales y sanitarios. Es fácil pensar eso y cualquier otra barbaridad cuando se tiene el mayor sueldo de la política nacional, más de un cuarto de millón de euros al año. Miedo da pensar cómo llevarían a la práctica sus políticas en el ámbito municipal, o qué inversión haría una autonomía Popular en nuestro pueblo. 

 Como yo en su día, muchos habéis llegado a Marchamalo estos últimos años, unos por trabajo, otros por cercanía, por sus servicios o por los precios de sus viviendas. Pronto tendréis que acudir a las urnas por primera vez en vuestro nuevo municipio, quizás también vuestra nueva región y algunos incluso en un nuevo país. Otros conocéis Marchamalo desde siempre, y sabéis cómo ha cambiado en estos once años de independencia. Si en algo valoráis la calidad de vida y los servicios que disfrutamos, pensad que sólo los pueden garantizar quienes pelearon por hacerlos realidad, y esas son las candidaturas socialistas que encabezan José María Barreda y Rafael Esteban. No dejemos nada al azar.

Ellos son una apuesta segura. 

Mi crisis de los 40

noviembre 25th, 2010

Hace tiempo que no incorporo nada nuevo a este blog que debería ser un poco más animado y dar lugar a la controversia y al debate, al remover de las conciencias, empezando por la mía. Pero es que la mía ya anda algo revuelta. Debe de ser mi crisis de los 40, que me llega con algún año de retraso.

43_year_old_birthday_cake_button-p145687120859613201t5sj_400.jpg

Yo debato mucho conmigo mismo y soy el primero de mis críticos. Me encuentro debatiendo muchas veces en el coche, pensando en nuevas entradas para este blog que luego no fructifican, porque empiezo a discutirme mis propios argumentos y no llego a un punto común que pueda dejar plasmado en el papel o en la web lo que realmente pienso. No te digo ya de los debates que tengo en la ducha, o frente al ordenador, algo más subidos de tono porque se empeña en quedarse colgado cuando la cosa está más interesante. 

Leo las columnas de los periódicos y ensayo cartas al director y de paso envidio el estilo y la elegancia de compañeros como Rufino, cuya sección “Entre lo esencial y las grandes nadas ruidosas” es de obligada lectura en La Crónica.

Oigo a los terturlianos en la radio o en la tele y me encuentro contestándoles en mi cabeza. Leo algunos sms que llegan a los programas del TDT Party –los veo pero no los oigo- y pienso que tendría que escribir alguno más mordaz y original para contestarles, pero no lo hago por no darles la satisfacción de saber que los “sociatas” también vemos esos programas y además el sms es de pago y no estoy por financiar según que cosas.

Y el problema es que oigo –oía- a algunos miembros del gobierno y de la dirección del partido –en todos sus niveles- y también me da por debatir sus ideas e iniciativas, o la falta de ellas. Y la solución a este desconcierto de la base con la dirección no es la que proponía  Felipe de “militancia pura y dura”, porque para los que llevamos tiempo en esto sabemos que significa “a currar sin rechistar”. Militancia si, pero participativa y ¿por qué no? crítica.

Nadie tiene soluciones mágicas para esta crisis que nos afecta a todos, pero no paso por que se deje todo en manos del “devenir del mercado”.  Quizás, y sólo quizás, si ya hace algún tiempo se hubiese convocado una Conferencia Sectorial de PSOE con un documento marco en el que todos pudiésemos haber hecho aportaciones o enmiendas a un texto presentado por la dirección en el que se aclarasen las grandes líneas de actuación para hacer frente a la situación económica, todos los que hubiésemos tomados parte en eso proceso nos sentiríamos un poco más responsables de las políticas seguidas a partir de ese momento.

Porque el hecho ha sido que las bases se han sentido desmotivadas cuando no malhumoradas o desfectas con la política del gobierno; desinformadas de las intenciones de algunas reformas y recibiendo mensajes contradictorios entre las direcciones nacionales y regionales, como si cada uno remase hacia un lado con la intención de salvar los pocos platos que todavía no se habían roto. Es así, puede que no hubiese esa intención, pero ése ha sido el efecto sobre la militancia, que ha tenido que poner cara de póquer cuando amigos y adversarios nos han pedido explicaciones.

Algunos, incluso, en nuestra voluntad de manifestar que en este Partido no hay un único pensamiento, secundamos la huelga en contra de unas reformas impuestas por las circunstancias mercantiles y que no vemos muy acordes con la socialdemocracia que basa nuestra ideología. Y nos sentimos muy mal por ello, como los hijos que comprueban que sus padres no son superhéroes. Y también muy mal porque en nuestra condición de funcionarios, podíamos permitirnos el “lujo” de renunciar al salario de un día porque teníamos asegurado el del resto del mes.

Y hete aquí que toca movilizarnos. Nos encontramos a seis meses de una elecciones municipales y autonómicas en la que solicitaremos la renovación de la confianza de nuestros vecinos y mis dudas se desvanecen, porque ser socialista en Marchamalo es fácil y un motivo de satisfacción.

A pesar de la crisis, o quizás a causa de ella, el grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Marchamalo, personificado en el alcalde Rafael Esteban, ha sabido gestionar los recursos propios y conseguir los ajenos para finalizar esta legislatura con muchos más servicios que cuando la comenzó y con una situación económica saneada que aunque no es boyante debido a la caída de los ingresos de la construcción, es la envidia de la mayoría de los municipios de nuestro entorno.

Pronto empezará el ambiente electoral y nuestros “queridos adversarios” empezarán a mover las aspas del ventilador esperando conseguir un puñado de votos, pensando que la situación general y los reproches al gobierno central harán que se dé un voto de castigo al PSOE en todos los ámbitos. En lugar de hacer propuestas, algo a lo que no están acostumbrados, airearán maledicencias sobre nuestros candidatos, y Cospedal, nueva lideresa nacional, paseará por nuestras calles para hacernos ver lo cercana que resulta, a pesar de la distancia que hay entre su cuenta nada corriente y la de todos nosotros.

Nos limitaremos a señalar que esta vez se trata de Marchamalo. Que los que pedirán la renovación de la confianza son los socialistas de Marchamalo, para seguir gobernando el Marchamalo que ha ido cambiando de la mano del Partido Socialista. Que los vecinos comparen nuestro pueblo de hace cuatro años y el actual y decidan si este ayuntamiento socialista ha ayudado a mejorar su calidad de vida. Que valoren si la colaboración con un gobierno regional también socialista ha sido o no positiva para este municipio.

Si es así, volveremos a gobernar Marchamalo y Castilla-La Mancha con la misma intención, seguir mejorando.

Si no, el que venga tendrá un gran municipio que regir y con unas cuentas saneadas.

En ese caso nosotros haremos una gran oposición y nos preguntaremos por qué los hijos deben ser responsables de los errores de sus padres. 

No nos olvidamos

abril 15th, 2010

 “A quien sólo sepa recordar su historia, que le dejen tuerto…

pero a aquel que la olvide que le dejen ciego” 

Monumento a los fusilados de Villagarcía

En los primeros días de agosto de 1936, una compañía de hombres llegados desde Pontevedra, vestidos con camisas azules y acompañada de mandos militares alzados contra la República llegó a Villagarcía de Arosa, procediendo a la detención de varias decenas de hombres y mujeres que figuraban en una lista de rojos peligrosos previamente elaborada por algunos vecinos de la villa.

Francisco Rey López, mi abuelo, ni se sentía amenazado ni huyó al monte como otros que se sabían señalados. Fue capturado en su puesto de cajero interventor del Banco de Bilbao y trasladado sin juicio ni acusación a la isla prisión de San Simón. En ella estuvo detenido cuatro meses hasta que la noche del 1 al 2 de diciembre fue nuevamente trasladado a Villagarcía, fusilado y arrojado al mar en la playa junto con otros 60 presos de la comarca.

La buena voluntad de un familiar que trabajaba en el registro hizo que en su partida de defunción figurase como “encontrado ahogado”, lo que en su momento permitió que mi abuela pudiese enterrarlo, llegase a cobrar una pensión del Banco de Bilbao, no del “Nuevo Estado”, y pudiese criar no sin esfuerzos a sus tres hijos huérfanos, la mayor mi madre, con siete años.

No sé si estos hechos son enteramente ciertos, o es la leyenda que he creado con recuerdos borrosos de historias contadas en voz baja por adultos temerosos de ser oídos por buenos vecinos acostumbrados a seguir haciendo listas. El hecho es que en alguna de ellas seguía figurando mi madre, que jamás me habló de este tema tabú y que no pudo ejercer como maestra nacional –manda huevos-  porque se le denegó su derecho a trabajar en lo que estudió por no tener el correspondiente certificado de idoneidad que expedía la “autoridad” con los informes de párrocos y guardias civiles. Era hija de rojo y no puedo tener su título hasta 1982, gobernando la UCD,  cuando apareció en algún archivo olvidado del Ministerio de Educación junto con los de otros varios cientos de no adeptos.

Yo cuento todo esto sin resentimiento. Es un hecho. Es historia, no antigua, pero historia, y debe ser conocida, porque somos lo que somos, soy lo que soy, por ésta y otras muchas historias. Ni puedo, ni quiero, ni debo olvidarlas.

Tengo la fortuna de saber donde está la tumba de mi abuelo, pero muchísimos miles de descendientes de muchos miles de represaliados no conocen el paradero de sus familiares, asesinados por las derechas o las izquierdas, por fascistas o por revolucionarios.

En su momento, ya mayor de edad la nueva democracia, algunos de estos descendientes quisieron ingenuamente acudir a la legalidad para reclamar su derecho a encontrarlos y enterrarlos dignamente, a sacarlos de las cunetas, a reivindicar sus nombres callados muchas décadas por padres atemorizados por el régimen que los mató. Somos los nietos de los perdedores, porque los de los ganadores tuvieron cuarenta años para localizar y homenajear a sus “mártires”, y lo han seguido haciendo en democracia.

La Ley de Memoria Histórica intentó salvar los olvidos intencionados y asumidos por la izquierda en busca de la normalización política al inicio de la Transición, pensando que treinta años de madurez democrática harían posible plantearse la reparación de este lapsus.

Yo no soy partidario de juzgar a un régimen, la historia ya lo ha hecho. Pero sí quiero que se reparen sus injusticias y sus consecuencias. Garzón utilizó, no sé si bien o mal, los instrumentos legales que creía adecuados para reparar en parte esta situación. Eso le ha valido ser procesado penalmente por el Supremo, porque los nietos de aquellos que un día llegaron a Villagarcía y a otros muchos lugares siguen haciendo listas, y él las encabezaba.

Este es el mundo al revés y resulta obsceno. Si la legalidad permite esos desmanes y la reparación de las víctimas de la Guerra Civil sigue sin producirse, es necesario desarrollar reglamentariamente la Ley de Memoria ya, no podemos esperar otros treinta años. Y aunque es 14 de Abril, no hablo de reivindicar la legalidad de la República. Me siento cómodo es este sistema que tenemos, formo parte activa de él a través de mi militancia, aunque no niego que me hubiese gustado poder elegir con mi voto al Jefe del Estado. 

Es de Justicia, con mayúsculas, de lo que hablo, no del poder judicial y su triste espectáculo en la cartelera estos días. Y ya sabemos que no todo lo que es justo es legal, ni todo lo legal es justo. Los tribunales no imparten Justicia, aplican e interpretan la legalidad.

Algo hay que hacer, hay trabajo pendiente, y yo intento poner un granito de arena escribiendo, porque no me gustan los actos de adhesión en los que al final se mezclan churras con merinas para satisfacción y titulares de la derecha más conservadora de este país.

Ya he dicho que no estoy resentido, sólo apenado, pero verás como alguno todavía piensa que soy un revanchista.

¡Qué suerte tengo, abuelo, aun no me han llamado rojo!

Tirando de diccionario

marzo 1st, 2010

panfleto

1. m. Libelo difamatorio. 2. m. Opúsculo de carácter agresivo.

libelo

m. Escrito en que se denigra o infama a alguien o algo.

denigrar

tr. Deslustrar, ofender la opinión o fama de alguien.

infamar.

tr. Quitar la fama, honra y estimación a alguien o algo personificado.

boletín.

m. Publicación destinada a tratar de asuntos científicos, artísticos, históricos o literarios, generalmente publicada por alguna corporación.  

Estas definiciones las incluyo por dar más información, porque tampoco hay que tirar de diccionario para saber que lo me he encontrado este fin de semana en el buzón es un panfleto, no un boletín, pues prima más la intención de ofender que la de informar.

En lo que va de legislatura sólo recuerdo dos buzoneos publicitarios del PP de Marchamalo, aparte de los habituales durante la campaña de las Europeas. En uno la señora “de” Cospedal nos felicitaba las navidades recordándonos el marcado sentido religioso de estas fiestas. En esta ocasión nos hacen llegar un panfleto en el que se abordan docena y media de temas municipales. 18 temas. 18 ataques. 18 acusaciones.

No sé cómo contestarles, pues tampoco sé lo que me impulsa más a escribir en este momento, si mi condición de vecino o mi cargo en el Comité Local del PSOE de Marchamalo.

Como cargo orgánico, creo que cualquier comentario debería hacerse desde el Grupo Municipal si lo consideran conveniente, aunque algunas acusaciones son tan manifiestamente falsas que caen por su peso y no merecen esa pérdida de tiempo. Los vecinos de Marchamalo ya conocen la actuación de nuestros concejales, de los que gobiernan y de los que se oponen.

Pienso que la gestión municipal en estos tiempos de dificultades económicas, también para las administraciones, requiere del esfuerzo de todos para seguir dando los mejores servicios posibles a los vecinos y vecinas de nuestro pueblo con los recursos disponibles. Ese es el impulso y el objetivo de nuestro Grupo Municipal Socialista. Pero estos “populares” siguen el estilo marcado por Madrid de atacar y no dar tregua, ocultando así las carencias propias. Les viene bien el apelativo que dedicaba a algunos periodistas en una entrada anterior: forenses, que pueden manejar un cuerpo a su antojo buscando un diagnóstico con las espaldas bien guardadas porque no tienen la responsabilidad de aplicar un tratamiento.

Como vecino me entristece que el PP de Marchamalo no haya tenido espacio en estas ocho páginas para una sola propuesta, presentar una alternativa o lanzar algún mensaje positivo. Perdón, me equivoco, sí tienen uno. Dicen tener coherencia. Pues por favor, demuéstrenla y realmente ahorren papel no imprimiendo este tipo de cosas. Si no lo creen conveniente por su propia imagen que ha caído en el ridículo, háganlo por esa pretendida conciencia ecológica que anuncian.

Por curiosidad, he buscado algún contenido, algún programa, alguna alternativa en su web, pero en ella sólo indican que “en breve descubriremos todo lo que el PP puede hacer por Marchamalo”. Eso sí es ser coherentes, al menos reconocen que hasta ahora no se habían planteado hacer algo por nuestro municipio. Y los vecinos lo saben. 

Optimismo

febrero 26th, 2010

estosololoarreglamosentretodos.bmp


Creo que la página estosololoarreglamosentretodos.org se merece que reinicie este blog incluyendo su manifiesto. Uno pensaba ya que era el último de los optimistas. 

Estoy convencido de que pronto empezaran a lloverles piedras acusándoles de echar capotes al gobierno. Seguro que las primeras andanadas llegarán de esos medios que todos conocemos y que ninguno reconocemos que a veces leemos y vemos.

 Empiezo a estar asqueado de la actitud forense de muchos de los mal llamados periodistas que participan en sus tertulias. Lo de forense se lo aplico porque practican autopsias a supuestos cadáveres dando diagnósticos inequívocos amparados en no tener la responsabilidad del tratamiento del paciente. Desde luego hay algo de patológico en ellos.

 Antes de que empiecen su campaña de desprestigio sobre todos los que han colaborado en este proyecto, encabezado por las Cámaras de Comercio y 18 grandes empresas y bancos nacionales, creo que es necesario darle la mayor difusión a su mensaje. Ahí va el texto del manifiesto: 

ESTO SOLO LO ARREGLAMOS ENTRE TODOS 

 Queremos arreglar esto, y no vamos a esperar a que nadie lo haga por  nosotros. Porque si no lo arreglamos nosotros, ¿quién lo va a hacer?

Llevamos demasiado tiempo viendo en todas partes lo mal que está todo. Es casi lo único que nos cuentan. 

Pero la crisis no solo está ahí fuera, también está en nuestras cabezas. Nos ha hecho perder la confianza, nos ha contagiado el pesimismo, el desánimo.

Esto es lo primero que debemos arreglar, queremos recuperar la confianza. 

Tenemos motivos para animarnos. En esta web encontrarás muchos.

Historias de gente como tú y como yo, que se han enfrentado al momento, que demuestran que con ilusión, entrega y compromiso se puede conseguir todo.

 Gente que cree en sí misma y lo demuestra a diario desafiando la crisis.

Por ejemplo, ¿sabías que cada mes se crean cinco mil empresas en este país? ¿No te parecen cinco mil poderosas razones para creer?

Queremos que conozcas esas historias, que te inspiren, que te animes, que las compartas, que formen parte de las conversaciones y que consigamos que acaben llegando a los medios de comunicación, a los telediarios, a los editoriales, entre las noticias de lo malo y lo peor.

Tenemos que contagiar la confianza de la misma manera que se ha contagiado el pesimismo.

Porque cuando tú, y tú, y tú, y yo, nos convertimos en nosotros, no hay nada que no podamos arreglar.

Jóvenes y no tan jóvenes

octubre 7th, 2009

votante1.jpg


Los que me conocen bien saben que a mí lo que me van son la ornitología y los libros, sobre todo la novela negra. Estoy convencido de que en política hay mas de un “pájaro” y también mucho personaje oscuro, y seguro que más adelante alguno terminará por protagonizar alguna entrega de este blog, pero tiempo al tiempo. En lo político siempre me han ido más los temas ambientales, pero como actualmente todo es “ecológico”, hasta el socialismo, prefiero reciclarme y hablar de algo menos sobado. No lo hemos hablado, pero creo que Rafa tocará más los temas municipales y provinciales, así que yo intentaré hablar de temas generales que afecten, o no, a Marchamalo. Algo así como el también ecológico “pensar globalmente, actuar localmente”.

Hoy tengo que presentarme e intentar enganchar al personal, aunque estos días ando algo mustio pensando que ya no soy joven. Conservo todo el pelo, pero cada vez más gris. Le doy vueltas al tema de la edad porque se me acaban de morir el sitio de mi recreo, Antonio Vega, y el compañero con el que se podía contar, Benedetti. Me temo que no estoy al día en cuanto a gustos musicales y creo que pocos jóvenes de ahora leen poesía.

Es verdad lo que los jóvenes nos echan en cara, que no les conocemos. Hablamos y hablamos de la precariedad del empleo juvenil, de acceso a la vivienda y emancipación, de Bolonia y lo más que llegamos a hacer es ofrecer alternativas de ocio con mayor o menor acierto, porque los metemos a todos en el mismo saco. Un joven de 16 años no tiene nada que ver con una universitaria de 22 y no digamos ya con alguien de 28 que haya formado una familia. Sólo tienen algo en común, tienen futuro y la posibilidad de cambiarlo. Y en estos días de campaña electoral pretendemos  movilizar a la juventud y a todos ellos les decimos lo mismo, que se resume en dos palabras: “Vota Socialista”. Y casi todos ellos nos contestan con otras dos: ¿Por qué?

Me temo que algún día mis hijos me harán la misma pregunta. Papá ¿por qué eres del PSOE? Iba a poner somos, como en el anuncio del Atleti, pero es dar por sentado algo que todavía no ha ocurrido y espero saber educarlos para que puedan elegir una opción por sí mismos.

Como estamos en campaña, aquí es dónde tocaría hablar de ideología y proyecto, de programa y modelo de gestión. Y aquí es dónde los jóvenes nos ignorarían y dejarían de leer aburridos, porque de estas cosas se suele hablar con un lenguaje lleno de tópicos, consignas y frases hechas que repiten todas las formaciones, de derechas, centro o izquierdas, y por eso nos dicen también que todos los partidos son iguales y que lo mejor es pasar de política. Entonces… ¿cómo explicarles cuáles son las diferencias, cuáles los riesgos de pasar de votar?

Yo voté por primera vez en una elecciones europeas en 1989, por correo, desde la mili. Ya no hay mili, pero hay veinte años de otros cambios que uno no podía imaginar entonces. Sé que los de mi quinta me entenderán, pero no sé como explicarles a los jóvenes que Europa significa que ahora puedo ir de Guadalajara a Galicia en seis horas por autovía en un coche con catalizador que contamina menos, con airbag, un GPS e Internet en el móvil, y desde allí cruzar a Portugal a tomar un café sin cambiar pesetas por escudos y sin parar en la frontera.

Europa ha pasado en estos veinte años de ser la Comunidad Económica Europea a ser la Unión Europea y de tener el marcado carácter mercantil con la que se fundó a redefinirse social y ambientalmente. Y en una época crítica, es decir con crisis, tiene que volver a redefinirse. Los socialistas queremos una Europa de ciudadanos y no de empresas, aunque en ella haya tanto mercado, riqueza y empleo como sea posible, pero también tanta regulación como sea necesaria, porque si no, el neoliberalismo que nos invadió y que se resiste a reconocer sus errores, dará paso a crisis aun más profundas cuando vuelva a subir el precio del petróleo. Y por eso hay que pensar en la energía y el medio ambiente como motores alternativos del cambio y a eso nos referimos cuando hablamos de nuevos modelos de crecimiento, sin renunciar a los logros sociales hemos conseguido. Y este cambio dará sus frutos cuando la juventud actual tenga la edad que tengo yo ahora. La crisis actual es fruto de políticas conservadoras que vienen de lejos, ideadas para liberalizar el mercado, el suelo, los despidos… que piensen en ello.

Pretendiendo resumir he caído en los tópicos de los argumentarios, pero es lo que hay, deformación militante de muchos años escribiendo programas, manifiestos y eslóganes. Quizás lo haya hecho a sabiendas, porque todavía me resulta difícil pensar que todo esto lo vaya a leer algún joven, salvo que ya esté comprometido con nuestro proyecto.

Un amigo de derechas, los tengo y éste lo es de verdad, me dice con muy mala leche que el PSOE ha escogido mal su lema de campaña, que tendría que ser “Este Partido se la juega en Europa”. No le contesto por no darle la satisfacción de entrar al trapo. Todos nos jugamos algo, pero sobre todo los más jóvenes. Por eso deberían votar socialista, porque nos la jugamos con ellos y por ellos, que verán los resultados de lo que elijan ahora. No es paternalismo, es que me voy haciendo mayor.